Astro-Business una manera energética para conectar con los negocios.

Actualizado: sep 8


A diario nace un pensamiento nuevo en nuestra mente y el ser humano cada día tiene la capacidad de conectar con la necesidad de mejorar algo en su vida o en la vida de los demás, hay personas que dejan pasar esos pensamientos y simplemente siguen en el cajón de hacer lo que los lleva a solucionar la vía económica de forma segura. Es trabajándole a otra persona que pasó una gran cantidad de horas dedicadas a desarrollar sus ideas o implementar ideas efectivas ya probada anteriormente por muchos.  Teorías de cómo hacer dinero hay montones y el comercio apilona métodos por donde quiera para enseñarte la vía que alguno les funciono. ¿Pero en realidad esas fórmulas funciona para todos igual? ¿Realmente todos tenemos la misma oportunidad de poner en marcha bajo la misma premisa o formula el concepto de alcanzar el éxito? Mi opinión es que si eso fuera cierto, todos fuéramos millonarios y no habría pobreza en el planeta. Ya que sería sencillo enseñar la misma fórmula a cualquiera la aplicaría y bualá la magia se hace.  Ahora bien, ¿qué pasa? cada uno de nosotros energéticamente atraemos cosas distintas y ahí es donde algunas fórmulas nos funcionan y otras no. Es donde comenzamos a hacerles variaciones a conceptos ya preestablecidos y a encontrar la fórmula que se asemeje a lo que más necesitamos para hacer que el éxito buscado se parezca a nosotros energéticamente. De ahí es que nació el Coach en… y al final le ponemos la especialidad, ya que primero se debe conocer bien a la persona para guiarlo a conectar exactamente con el éxito que desea.  Ustedes dirán, ¿para dónde voy con todo esto? Es sencillo, astrológicamente en 3 horas uno puede conocer a  una persona lo que a cualquier coach le llevaría muchas sesiones entender exactamente el perfil para realizar un seguimiento efectivo. Esto es importante el tiempo que ahorramos en dar vueltas e ir por vía correcta individual para cada uno de nosotros. El camino no suele ser sencillo, tiene muchas variables que manejar, recovecos que mirar y de los que aprender, pero al detenernos justo en el punto específico para conectar desde la esencia y la sabiduría, nos indicará que el camino hacia el objetivo lo estamos recorriendo con seguridad y dejamos de un lado la incertidumbre.  Los negocios de tu vida son parte de ti, son una extensión de lo que tú eres, así que lo mejor es conectar con ellos desde la esencia y no desde lo que yo llamo la ilusión de lo que queremos ser, lo que nos han vendido como el éxito, puede que no sea el camino de la satisfacción que deseamos.  Astrológicamente hay tres sectores en nuestra carta que marcan los tres puntos de apoyo o anclas a este proceso. Les he llamado las CASAS DE PODER, de las cuales les hablare un poco a continuación, tomaremos dos visiones una relacionada al individuo y otra al negocio, debido a que los negocios toman su energía propia en el momento que ellos salen a luz pública y de nuestra mente, son capaces de generar su propia energía y ciclos a pesar de nosotros; solo que como todo niño hay que cuidarlos muy bien los primeros años para que su energía crezca y se fortalezca.  CASA 2 en una Persona: representa la economía,  las pertenencias y las comodidades que vamos adquiriendo en el tiempo, la tendencia de encontrar nuestro medios de subsistencia, la efectividad de nuestro poder adquisitivo,  sentido del valor  y deseo que le damos a nuestras posesiones, pero si lo vemos a través de un negocio representa la cantidad de  ingresos netos que va acumulando y su relación con los  egresos, deudas e inversiones. CASA 6 en una Persona: nos indica el sector donde tendremos la mayor tendencia a  trabajar, así no sea la profesión que escogimos aprender, servicios, empleado, hábitos, costumbres, alimentación, salud; si la vemos en los negocio nos indica el modo de operación de la empresa, los empleados y sus cargos y rutinas dentro de la misma empresa, las leyes del trabajador.  CASA 10 en una Persona: es la forma como tenemos tendencia a ver el destino, son las metas que nos ponemos a cumplir, metas es el reconocimiento que nos dan al cumplir las metas, los  proyectos que vamos a desarrollar, nuestro desarrollo social, objetivo de vida, popularidad que logramos en nuestro entorno, mientras que en el negocio es el desarrollo a largo plazo, proyectos públicos, planificación, representa la actitud del jefe, reglas corporativas, visibilidad de la empresa.  Ya teniendo conscientes las casas que nos anclan a nuestro trabajo y proyección en el área de los negocios, es indispensable armar un plan de acción, tomando en cuenta el ciclo energético. Yo recomiendo sincronizar con nuestros negocios el ciclo personal y el de nuestra empresa o emprendimiento. Si no se puede hacer, hay que tomar en cuenta las variables energéticas para no interrumpir o chocar con las energías del trabajo. Para ello es importante tener en cuenta los cuatro ejes de optimización de la energía los cuales son: 1. Comienzo: Justamente para la fecha de cumpleaños de la persona es apropiado darle comienzo a los proyectos de trabajo, bien sean nuevos o nuevas etapas de proyectos ya comenzados. esto permitirá a la persona que sus proyectos tengan la misma energía solar que ellos. Si por casualidad no podemos poner en sincronía este momento y debemos comenzar un proyecto en otra época del año, lo recomendable es utilizar una Luna Nueva que apoye energéticamente el proyecto o la entrada del Sol a un signo específico.  2. Crecimiento: la idea del proyecto es dividir su avance en etapas, yo sugiero 8 etapas fundamentales en todo el año. El crecimiento más intenso y que puede costar en aumentar ya que siempre será una energía de trabajo o dificulta esta etapa, sería la tercera y coincide con los tres meses después de haber comenzado el proyecto. Aquí hay que tener mucho cuidado con los detalles del avance, ya que por no considerar y estudiar bien cómo realizar el avance, el mismo proyecto puede estancarse o dar un leve retroceso. Lo más importante es no desesperar buscar las respuestas al problema y con cautela dar los pasos necesarios para producir ese crecimiento. 3. Clímax de la realización: 6 meses después del comienzo de nuestro proyecto de trabajo, ya estaremos viendo resultados tangibles, aquí es fundamental mirar o revaluar la magnitud de lo que se ha avanzado, preguntarse si cumple nuestras expectativas, si está por debajo de ellas, hay que repuntar la energía y subir el nivel del trabajo para alcanzar en esos tres meses la meta deseada.  4. Depuración: Finalmente los tres últimos meses del proceso, entramos en la evaluación evolutiva de nuestra estrategia de trabajo, comparando el alcance positivo versus el desgaste de las circunstancias no productivas. Es el momento propicio para hacer cambios de estrategia y para eliminar todo aquello que represente un obstáculo en el avance del proceso al éxito del negocio.  En estos periodos de un año es importante tener en cuenta el tránsito de tres planetas que acompañan las decisiones que tomamos con respecto al flujo de energía de cada caso en particular. Cada Carta de Negocio o actividades individuales que implique conectar con nuestra parte material estará conectada de forma muy especial y particular con estos planetas y su tránsito por las casas anteriormente estudiadas. ¿Te estarás preguntando qué pasa con el resto de las áreas de una carta? ¿Y qué papel juegan? En astrología como siempre hablamos de energías nada está separado y todo es cíclico, las demás casas son el camino para completar ese ciclo y cada vez que un planeta o elemento toque las Casas de Poder; se considerara como el clímax de la energía y el periodo de mayor atención en el año, lo que nos da 3 momentos de 30 días cada uno con aumento de actividad energética.  Los planetas que componen este ciclo son, El Sol como mayor activador, Venus como componente energético de atraer la energía a su destino y Mercurio el comunicador o traslado de la energía hasta su destino. Los tres tienen un ciclo de 360 días alrededor de todo el zodiaco pero con variaciones en el ciclo particular de cada uno. El Sol transita siempre un grado por día así que su efecto es constante y sin variación alguna, va directo al objetivo que se quiere alcanzar. Mientras que Venus tendrá periodos de retrogradación de 42 días  cada año y medio lo que nos dice cada cuanto nosotros debemos reflexionar profundamente sobre nuestros deseos de materialización y conexión con nuestros hábitos de seguridad material, tanto en nuestros negocios como a forma individual. Finalmente Mercurio tiene un movimiento retrógrado 3 veces por año de 25 días cada vez, lo que nos da una constante de comunicación hacia afuera de 75 días y 25 días de planificación interna, en el caso de mercurio esto ocurrirá en los signos de los mismos elementos, dándonos las pistas anualmente qué sector es el que estamos reevaluando cada año. Por ejemplo si un año Mercurio retrograda en el sector de Fuego, el año siguiente lo hará en el agua y el siguiente en aire y así sucesivamente hasta completar los ciclos confirmando la ley universal de periodos predictivos dentro de cada esquema que estamos estudiando.  La astrología puede parecer compleja, pero cada vez que comprendemos un ciclo energético y comenzamos a aplicar estrategias de trabajo de acuerdo a este ciclo, se nos hace más fácil integrar toda la información, en un próximo artículo sobre este tema estaré publicando la influencia de cada uno de los planetas en este "Triángulo de Poder".


Te comparto los links a los artículos anteriores si quieres complementar esta información y  no olvides dejar tu comentario y compartir el artículo con tus amigos.


ELEVA TU VIBRACIÓN Y ALCANZA EL ÉXITO EN LOS NEGOCIOS.


Los Cuatro Componentes para alcanzar el Éxito desde la Neurociencia y la Astrología en los Negocios

36 vistas

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com