Astro Salud Introducción


“El Sol conector de Órganos vitales”


A modo de introducción al análisis astrológico relacionado con el ámbito de salud, que es uno de los temas más complejos y antiguos estudiados en el sistema de observación planetaria y su relación con las enfermedades, escribiré una sucesión de artículos que irán de la mano de los conocimientos transmitidos por los primeros astrólogos de la historia. Estos astrólogos crearon las bases del sistema de relaciones entre muchas áreas del conocimiento humano: matemáticas, medicina, arquitectura, etc. Había una fusión de saberes que poco a poco se fue separando por la complejidad de cada una de las ramas científicas, hasta que los astrólogos se quedaron sólo con el conocimiento predictivo de los astros. Pero en la contemporaneidad hemos vuelto a fusionar o relacionar las áreas del conocimiento y tenemos a Paul Adams, Michel Bontemps, Robert Carl, entre otros autores, que dedican estudios más profundos acerca de esta área: Astrología y la Salud.


La Salud en un principio astrológico fue relacionada con la Luna y sus cambios de fases. Las primeras observaciones arrojaron que cada fase lunar aumenta o disminuye ciertas capacidades o funcionamientos de los órganos internos de los seres vivos. Sobre todo porque estamos compuestos por una gran cantidad de líquidos que se mueven en función de este asteroide. También a la luna está atribuida nuestra forma y gusto por ingerir los alimentos que proporcionan los nutriente para nuestro cuerpo. Ya en este tema, que es bastante amplio, tengo un libro publicado llamado “El Sabor de los Astros”, donde explico cómo cada alimento que consumimos trae consigo una carga energética intrínseca con cada signo, y nos explica cómo el exceso del consumo de algún alimento nos puede llevar al desequilibrio de esa energía. También el papel social-cultural de cada país y su influencia gastronómica es una guía absoluta de cómo es nuestro comportamiento en el área de la alimentación y por ende de la salud.


Otro aspecto es que en la antigüedad tomaban en cuenta las fases lunares para aplicar ciertos tratamientos médicos y asegurar su efectividad, entre otras cosas. Así fue como se dieron cuenta de que las personas nacidas en cierta época del año (signo por donde pasa el Sol) eran propensas a padecer ciertas enfermedades o dolencias más que otras, o que la hora de nacimiento también marcaba ciertas características en su estado de salud.