Elementos

Los elementos para la vida

La granja del abuelo está llena de animales y flores y está situada en un valle en el que hay un riachuelo y un viejo molino de viento. En la cocina de la cabaña Ian se encuentra con su abuela, a quien abraza y observa muy atentamente. Allí encuentra también a su amigo Simón. Su abuela cocina una sopa para la cena, usando leña y avivando el fuego con un fuelle. Ian percibe un olor que le resulta familiar, pero que no logra identificar. Observa cómo la abuela aviva el fuego con el fuelle y cómo al terminar apaga el fuego con un tazón de agua.

Abuelo, ¿por qué no hay electricidad en esta cabaña?

En la antigüedad los hombres vivían sin electricidad y esta no era necesaria para sobrevivir. A medida que el hombre ha ido creando un mundo más complejo, necesita más cosas, pero una vida sencilla como la nuestra sólo requiere de lo que la naturaleza nos proporciona; por eso usamos el fuego y no requerimos de electricidad.

El fuego nos ayuda a proporcionar un equilibrio entre las cosas que aprovechamos de la naturaleza. Por ejemplo, el fuego ayuda a transformar los alimentos para poder consumirlos. Y luego, con nuestro fuego interno esos alimentos se transforman y los podemos aprovechar.

No entiendo, ¿cómo podemos tener fuego por dentro? ¡Nos quemaríamos!

Fíjate en esta sopa que tenemos para la cena: tiene algunas partes sólidas que podrían representar el elemento Tierra y otra parte líquida que representaría el elemento Agua. Cuando el alimento pasa a nuestro interior, a través del intestino, ocurre la digestión, que permite que la sangre absorba los nutrientes. A medida que ingerimos y digerimos los alimentos y se mezclan con el aire que respiramos, ocurre una explosión energética causada por calor para transformar los cuatro elementos en energía, energía que utilizamos para existir, movernos, pensar, etc.

Todos los seres vivos, incluidos nosotros, necesitamos de todos los elementos para la vida. Necesitamos respirar, necesitamos el calor del sol, necesitamos del agua y de un lugar para vivir. Y todos necesitamos que exista un equilibrio entre estos elementos dentro de nosotros.

Pero, ¿estos cuatro elementos que mencionaste están relacionados con el zodiaco?

Los elementos de la naturaleza se relacionan con la astrología mediante los signos astrológicos, los cuales están agrupados en Aire, Tierra, Fuego y Agua. Los griegos agruparon los doce signos en estos cuatro elementos de la naturaleza. Cada grupo tiene características psíquicas y emocionales muy distintivas. Ellos asociaron el Fuego con la parte moral del ser humano, la fuerza y el orden. Relacionaron la Tierra con la parte física de las cosas, aquello material, tangible y con los propósitos. El Aire fue relacionado con el intelecto que fluye, es cambiante y se mueve. Finalmente, relacionaron el Agua con la estética, el alma y la creatividad.

Podemos pensar en los cuatro elementos a nivel de macro o microcosmos, según hagamos referencia a nuestro entorno o a nuestro interior. En el macrocosmos la Tierra estaría representada por nuestro planeta y, particularmente por los continentes. El agua está representada por los mares, ríos, lagos y lagunas. El Fuego está representado en los volcanes, la lava y la temperatura determinada por la influencia del Sol. El Aire está representado en la atmósfera que rodea a la Tierra.

En el microcosmos o dentro de nuestro cuerpo, La Tierra está en el esqueleto, nuestros huesos sólidos. El Agua en la sangre que recorre nuestro cuerpo, el Fuego en la temperatura corporal que el cuerpo regula. El Aire corresponde al oxígeno que absorbemos al respirar y que hace combustión con el resto de los elementos dentro de nuestro cuerpo.

Estos elementos conforman las partes fundamentales de la estructura de la astrología. Los signos bajo el elemento:

 

Fuego o las personas que tienen gran cantidad de planetas hacia estos signos son los apasionados del zodíaco, e incluye a los signos Aries, Leo y Sagitario. Suelen ser impulsivos, fuertes, impetuosos, arrojados, llenos de confianza en sí mismos, luchadores de propósitos propios y comunes o sociales.

Bajo el elemento Tierra están los signos Tauro, Virgo y Capricornio. La Tierra se aplaca, se constriñe. Son personas concretas, pragmáticas, realistas que necesitan orden, estudio y reflexión para entender la realidad.

Regidos por el elemento Aire están los signos Géminis, Libra y Acuario. Conducidos por el pensamiento, son personas intelectuales, inteligentes, creativas, cambiantes, que relacionan el interior y el exterior en un plano mental.

El elemento Agua agrupa los signos Cáncer, Escorpio y Piscis. El epicentro de las personas con influencia del Agua son las emociones. Son idealistas, imaginan, sueñan, se sensibilizan por la experiencia y pueden creer en aquello que no se ve, en lo intangible.

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com