CURSO BÁSICO DE ASTROLOGÍA 

Descubriendo los astros con Ian

Profesora: Juanita Incoronato

PARTE I

Ian es un niño inquieto de 8 años que siente mucha curiosidad acerca del mundo que le rodea. Este verano pasará sus vacaciones con su abuelo, quien vive en una hermosa granja en la montaña, con un volcán y un río, en una casita rústica sin electricidad. La estación de tren más cercana queda a tres días de camino. Ian y su abuelo vivirán en ese tiempo aventuras, y aprenderán sobre astrología, vivencias que el niño registrará en un cuaderno que le regalaron “Esta historia ha de comenzar con páginas en blanco que se irán llenando poco a poco mientras la vivimos” le dijo el abuelo a Ian mientras iban camino a la granja.

 

Breve historia del nacimiento de la astrología

Ian y su abuelo descansaron tendidos en el suelo observando el cielo y el ascenso de la luna. El abuelo le iba describiendo las constelaciones y las estrellas.

Abuelo, ¿y quiénes les dieron esos nombres a las estrellas?

Los primeros hombres en interesarse por el estudio de las estrellas fueron los caldeos de Mesopotamia alrededor del año 1000 A.C. Ellos le otorgaron nombres las estrellas y observaron sus ciclos. Tal vez la primera estrella que más llamó la atención por su tamaño fue la luna. Sus primeras observaciones revelaron una estrecha relación con el crecimiento de las plantas. Gracias a este descubrimiento, los caldeos lograron desarrollar su agricultura y cultivaron los espectaculares jardines de Babilonia basados en el estudio detallado del ciclo lunar y sus predicciones climáticas, siendo así capaces de antecederse a las sequías y a las lluvias.

Y, ¿los astrólogos eran personas importantes?

Los astrólogos empezaron a ser reconocidos en la sociedad dada la veracidad de sus predicciones y se convirtieron en los asesores de reyes y gobernantes que querían conocer sus destinos y la forma en la que sus pueblos podían hacer prosperar sus cosechas. El astrónomo y astrólogo más importante de su época fue Claudio Ptolomeo.

Los estudios formales sobre astrología tienen su origen en el trabajo de Claudio Ptolomeo, nacido en Egipto en el año 100 A.C., quien describió matemáticamente el movimiento de las estrellas y publicó sus hallazgos en su libro El Almagesto, en el que presentó su teoría geocéntrica, pues consideraba a la Tierra como el centro del universo. Ptolomeo observó tanto el avance como la retrogradación de los planetas,  a este científico también se le deben las primeras descripciones del zodiaco, cuando en su trabajo decidió separar la parte geométrica y matemática de observación de los planetas de la parte simbólica de la astrología y la Revolución Solar, en la relación de esos planetas con su significado dentro de los eventos que ocurrían en el planeta. Lo que condujo a esta disciplina hacia un propósito más oracular mediante el estudio del zodiaco. 

Abuelo, ¿me puedes explicar un poco más acerca del zodiaco?

En el zodiaco están representadas 12 características especiales del hombre que quedan asociadas a algún animal o a un  elemento representativo de un planeta y que se distribuyen, a su vez, en 12 regiones equitativas dentro de la enorme circunferencia que rodea a la Tierra. Dependiendo de la posición del sol durante su nacimiento, una persona “hereda” las características propias de esa región de la circunferencia. Así nacieron los signos del zodiaco que hoy conocemos. Además, la división en cuatro cuadrantes de la circunferencia representa las cuatro estaciones climáticas.

¿Los caldeos le dieron nombre a todas las estrellas?

Muchos pueblos contribuyeron a nombrar y describir las estrellas. Los chinos también fueron grandes observadores del cielo, sobre todo durante la época del emperador Zhou, alrededor del siglo VIII A.C. Todas las culturas que se desarrollaron en estrecha relación con la naturaleza tuvieron a las estrellas como su guía.

Abuelo, no entiendo cómo es que las estrellas ayudan al hombre.

Los astrólogos podían predecir el nacimiento de alguien importante. En la época medieval, las estrellas predijeron el nacimiento de Jesucristo y la llegada de los Reyes Magos. También predijeron el nacimiento del Rey Arturo. Los astrólogos lograron predecir eclipses y pudieron relacionar los cambios en el tamaño de la luna con la abundancia de las cosechas. Sin embargo, algunos astrólogos exageraron sus predicciones y generaron una confusión en la sociedad, que llegó a asociar la astrología con una idea maligna. Por ello hay que tener mucho cuidado con las predicciones que hacemos.

Abuelo, ¿las estrellas son mágicas?

Las estrellas no son mágicas Ian.  Simplemente irradian una energía que nos afecta dependiendo de la clase de estrella y de su cercanía a la tierra. Por ejemplo, Venus nos da la energía del amor, de los deseos que queremos alcanzar. Júpiter es la estrella de la sabiduría, de lo que queremos conocer e investigar. De esta forma, cuando el sol está en la región de Venus, nacen hombres hermosos, poderosos y con dinero, mientras que en Júpiter nacen hombres sabios y conocedores. Así, los astrólogos podían saber qué tipo de persona vendría al mundo.

En el siglo XVI fue Nicolás Copérnico quién le puso el nombre al Sistema Solar y escribió las más grandes e importantes predicciones astrológicas. En su Gran Sistema Solar ubicó los planetas de acuerdo con su distancia respecto al sol, que era la estrella más grande y más luminosa que se podía observar durante el día; tanto así que opacaba a las demás estrellas con la luz que irradiaba.

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com