Los colores del Amor. San Valentin, Amistad. Urano marcando la historia de los contrarios.




Poetas, escritores, religiosos, locos, artistas… muchos han escrito sobre este tema y hoy día se ha convertido en la locura mediática... y en altas expectativas de ventas!

Los regalos para demostrar el amor van desde los más ridículamente caros, hasta un simple “eres la mejor persona en mi vida, gracias!”.Lo que no me parece loco es que se haya escogido el tiempo acuariano para celebrar este evento, que por esa misma energía convierte al “Día del Amor y la Amistad” en un huracán publicitario y social.


Pero qué es realmente el Amor? siempre lo he visto como un todo: imaginemos que tomamos todos los colores del arcoíris y los pasamos invertidos por el cristal convirtiéndolos en Luz. Esa Luz que contiene todo es la que llamamos amor.


Hablemos de la simbología de esos colores, comencemos por el rojo: si retrocedemos nuestra historia en el momento en que nos fecundaron, la mayoría de nosotros nace por un acto de amor de dos personas que se desean con locura o por lo menos en ese instante lo pensaban y sentían así, somos cuidados con el amor más profundo que una madre puede dar y compartir desde su vientre, de ahí en adelante nos convertimos muchas veces en el Sol diario de nuestros padres, que son felices con cada avance que hacemos y no importa la edad, podremos ser unos viejos y ellos serán felices con un triunfo nuestro, eso sí que se le llama amor, ya que en nuestras derrotas también están allí para recoger nuestras lágrimas.


Ahora veamos el naranja: cuándo crecemos y en la vida van apareciendo esos seres hermosos cómplices de aventuras a los cuales llamamos amigos. Aquí es donde comienza nuestro amor como el entregar un poco de nosotros a aquellos que simplemente comparten intereses de vida muy parecidos a los nuestros, en ese momento mezclamos el amor del hogar con la primera capa de la sociedad que son los amigos.


Veamos qué pasa con el amarillo: entre los amigos comienza uno de ellos a brillar más que los demás, tanto que nos deslumbra y nos atrae tan locamente que pensamos que sin su Luz nuestra existencia acabaría. Es interesante, casi siempre esa Luz amarilla nos muestra y es afín con nosotros en el amor por la naturaleza o la aficiones de compartir momentos juntos...


Allí comenzamos a amar el verde, la naturaleza, los deportes, caminar por los parques y calles. Cuando estamos enamorados, el mundo nos parece hermoso, sexy y profundo...así nos esté cayendo un chaparrón de agua encima!!!


Después al madurar, ese amor se convierte en un amor intelectual, con las ideas, con el conocimiento; a este yo le he puesto el azul, ya que al igual que el cielo o los mares, por más que profundicemos nunca llegamos a beber lo suficiente como para quedar satisfechos, es un amor infinito de comprensión.


Por último tenemos el Amor violeta que se manifiesta a lo inexplicable, a lo que nuestro razonamiento no alcanza a descifrar, el Amor espiritual que logra transformar al ser común en un ser evolucionado y consciente de su entorno.


Pero cuando hablamos del Amor siempre tomamos un camino diferente al pensado, siempre en contra de lo establecido por muchos y a favor de lo que la intuición nos indica, es por ello que terminamos haciendo lo inexplicable bajo su sombra. Reunimos la fuerza o el coraje que para muchas otras cosas no tendríamos; es por ello que cuando estamos enamorados somos capaces de vencer lo imposible con tal de no renunciar a ese amor. Esta sensación que nos impulsa, a mi parecer, es el mejor estímulo para concretar cualquier compromiso con la vida.


Así que lo mejor es estar enamorado para llegar lejos en nuestro propósito y disfrutar en el camino.


Feliz día de San Valentín.


16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo